Un autre regard

 En colaboración con la Escola Moragas de Barcelona 

Los niños que han participado en este proyecto tienen una luz que cautiva. Algo mágico en la mirada lejana y distraída, en la forma en la que rozan los objetos, cómo acercan la nariz para sentir el olor de casi todo. Altamente sensibles a todos los detalles que nosotros hemos dejado de notar o no hemos notado nunca.
Los gestos que sirven de interacción con el mundo exterior son de una delicadeza que a menudo los vuelve casi imperceptibles, y paradójicamente las marcas en las manos de algunos de ellos dejan entrever la violencia de las crisis, que seguramente está a la altura de la ansiedad que sienten.
Las familias mutan y se adaptan al ritmo. Entre el sentimiento de tener la suerte de conocer a un ser tan especial, tan frágil y fuerte a la vez; el deseo de hacer todo lo mejor posible; un sentimiento difuso de culpabilidad; las preocupaciones básicas como: “medicar o no” o “qué pasará cuando yo ya no esté en su vida”.
Si ser distinto es complejo, tener un hijo que lo es y no lo sabe, es más complejo aún.


El primer día llegué 10 minutos antes de la hora acordada. Un técnico del centro me preguntó si quería un café, propuesta que acepté enseguida porque llovía y hacía frío. Desapareció unos minutos y volvió con café, leche y bizcochos en una bandeja que me recordó a la de mi abuela. Cuando le di las gracias sonrió y contestó “de nada, me gusta cuidar…” Esta frase sencilla me acompañó cada día que he pasado en esta escuela, como si fuera un leitmotiv común a todas las personas que trabajan en este lugar. Acompañan a los alumnos en sus luchas diarias, intentan construir un puente sólido entre dos mundos y lo hacen con una dedicación y una paciencia que no se aprende. Se adaptan al ritmo inestable y a veces caótico y me lo explican “es que no ha dormido bien”, “los días de lluvia no le sientan bien”. Tienden la mano, repiten palabras tranquilizadoras, esperan, saben dar espacio y abrazar en el momento justo. Si esta actitud se extendiera fuera de estas paredes el mundo sería totalmente distinto.



Ainhoa

Alejandro

Alvaro

Andrea

Andreu

Aryan

Axel

Bernat

Chaymae

Daqian

Edward

Encarna

Eric

Gerard

Gregori

Hugo

Ibai

Izai

Javier

Josue

Laura

Liam

Adam

Luca

Lucia

Malena

Marc

Marc

Maria

Martina

Matias

Miguel

Nacho

Nicolas

Oscar

Pablo

Paco

Sara

Sergio

Sofia

Valentina

Youness

Portraits