Toni 55 años

Castellano
Català
Castellano

Toni se autodefine como un niño que ha sido travieso y ladrón.

Iba al extranjero 3 días a la semana a robar coches porque le gustaba tener dinero y saber que lo podía gastar, tener la sensación que le sobraba. “En mi casa había mucha falta y yo siempre traía dinero”.

Empezó a consumir heroína y con 16 años cumplió su primera pena de prisión. Marcado por los malos ejemplos que ha visto, Toni dice que la prisión es como un colegio de la mala vida. “Aprendí a apuñalar para hacerme respetar, pero lo hacía siempre en partes del cuerpo que no mataban”

En total ha sido condenado 9 veces a penas de 3 o 4 meses.

Ha perdido un hermano de 25 años por sobredosis de heroína y se siente responsable por ello “¿Si hay un Dios por qué no me ha castigado a mí? ¿Por qué se ha llevado a mi hermano?”

Actualmente Toni está a punto de dejar el tratamiento de Metadona y Rivotril, pero lucha contra la adicción al juego.

 

“Lo voy superando gracias a Erik”, dice hablando del médico la Creu Roja, “me apoya mucho, me da consejos y me ayuda a sentirme mejor”

 

Català