Bussian 59 años

Castellano
Català
Castellano

Bussian se describe como una persona humilde y a quien le gusta compartir.

Sus padres eran creyentes y trabajadores, pero dice que le ha faltó alguien que lo guiara durante su infancia, y le diera consejos sobre la vida, alguien con quien compartir preocupaciones.

 

Niño movido y nervioso, con 12 años estuvo en un reformatorio por haber robado, con 22 empieza a consumir y poco a poco su ritmo de vida se acelera: mujeres, drogas y estafas, Bussian quería vivir todo de forma rápida y intensa.

Durante 12 años vivió con una chica con quien tuvo dos hijas. Tenían acordado que podía consumir drogas mientras fueran fumadas, pero nunca inyectadas. Un día su mujer lo encontró inyectándose en el lavabo y lo dejó. Ahí empezó a consumir sin control. Adicto al shabu y al crack, hacia pequeños hurtos para poder consumir. Fue condenado a 14 meses de cárcel y al salir se encuentra en la calle.

 

Cuenta que Ana de la Creu Roja lo ayudó a reorganizar su vida y actualmente lucha por tener una vida equilibrada, pero dice que es muy difícil no consumir.

 

Català